www.elcasar.com

El Norte de Madrid Algete-Valdeavero

 

Tierras de páramo y cereal (del diario El Mundo)

Entre Algete y Valdeavero. La estepa cerealista que se extiende por la margen derecha del Jarama hacia tierras de La Alcarria, además de convertirse poco a poco en lugar de primera vivienda para los que huyen de la gran ciudad, es el terreno preferido por la escurridiza avutarda para criar sus polluelos. Este páramo es Zona de Especial Protección para las Aves, viejo camino de paso romano hacia la meseta norte e isla olivarera en la campiña. Pueblos de marcada vocación agrícola, muchos conservan conjuntos rurales, testimonio de las actividades que hasta hace no mucho marcaron su existencia desde la remota Edad Media. Proponemos una escapada invernal entre la ribera del Jarama y la de uno de los más exiguos afluentes del Henares, el Torote. Garzas, aguiluchos y sisones serán algunos de los compañeros en este solitario paseo.

Algete. El escudo de esta población recoge en dos de sus cuartos un racimo de uvas y dos espigas de trigo, sin duda, en otro tiempo, el mayor patrimonio de esta población de origen árabe levantada en un otero de la ribera del Jarama. Lo más destacable es su iglesia de La Asunción con torre de cuatro cuerpos en piedra, mampostería y ladrillo. El templo está en proceso de rehabilitación: las naves central y laterales conservan algunos restos del artesonado original, que muestra un alfarje de carpintería morisca muy vistoso. Imprescindible la fachada de la Casa Rectoral.

Alalpardo. El tiempo ha dado a esta población un carácter preeminente sobre su vecina y mancomunada Valdeolmos, ayuntamiento que la agregó a su término municipal en el siglo XIX. El caserío atesora un importante resto con inscripciones romanas, el llamado Árula de Alalpardo, situado delante de la Casa Consistorial.

Mudéjar. Valdeolmos y Alalpardo cuentan con dos torres de iglesias con vestigios mudéjares: la del primero guarda una lápida funeraria visigoda del siglo VII y la espadaña de la de San Cristóbal, en Alalpardo –lo único que sobrevivió del templo tras el incendio de 1879–, es un caso singular en el gótico-mudéjar de la región: fue construida en el s. XIV y consta de tres cuerpos en mampostería y ladrillo. Recomendable visitar las antiguas escuelas de ambas localidades, construidas a principios de los años 30.

Fiestas. Pueblos de eminente pasado agrario, algunos llevan a cabo durante enero sus fiestas patronales. Alalpardo y Valdeavero celebran la festividad de San Sebastián (20 de enero) entre los días 17 y 19 (es decir, este fin de semana) y al final de la procesión hay una tradicional subasta de cetro, cintas y tartas.

Valdeavero. El maltrecho Palacio de los Marqueses de Campoflorido, perteneciente en la actualidad a dos propietarios, es el principal reclamo artístico de este pueblo. Un escudo heráldico se mantiene aún sobre el portón principal y, también a duras penas, todavía se sostiene el pasaje aéreo que comunicaba la casa de los marqueses con el templo. El ayuntamiento planea restaurar el conocido como Pinoche de la Cigüeña, ingenio utilizado en su día para llevar agua corriente al palacio desde el arroyo Camarmilla.

Las Lagunas. Una vía pecuaria comunica Valdeavero con Ribatejada: se trata de un trayecto de unos 45 minutos de duración a pie que llega hasta el paraje de Las Lagunas, unas antiguas graveras inundadas, pasando por los Barrancos de Torrejón y el cerro del Cabeza Gorda. Una vez allí atraviesa el cauce del Torote y conduce hasta Ribatejada, donde visitar la iglesia de San Pedro, de torre mudéjar. .


DATOS ÚTILES

Cómo llegar: Por la N-I, Autovía de Burgos, tomar la salida 22 en dirección Algete: se continúa primero por la M-100 y, en la segunda rotonda, por la M-106. Rodeamos el casco antiguo de Algete, tomando la M-123 hacia Alalpardo y Valdeolmos. Esta carretera se convierte en la CM-111 al entrar en la provincia de Guadalajara y desemboca en la N-320. Seguiremos dirección a la capital alcarreña y, en el primer desvío a la derecha, tomaremos la M-113 que nos lleva hasta Ribatejada. Volviendo sobre nuestros pasos hacia la N-320, volvemos a tomar el sentido hacia Guadalajara hasta Torrejón del Rey, donde dejaremos definitivamente nuestro paso por esta provincia: la M-119, hacia Alcalá de Henares, nos llevará hasta Valdeavero. El autobús 182, de Bernal Car (Teléfono: 91 652 00 11) llega hasta Algete, Alalpardo y Valdeolmos desde la Plaza de Castilla, por 1,90 €. Cónsol (Teléfono: 91 889 16 05) lo hace hasta Valdeavero y Ribatejada –bus 182–, desde Torrejón de Ardoz.

Dónde comer. En Algete, El Asador de Algete. San Roque, 25. Teléfono: 91 629 06 60. Especializado en carnes asadas: cochinillo y cabrito, chuletón de cebón, lubina a la plancha y sopa castellana. Menú del día: 15,03 €. Nerea. San Roque, 34. Teléfono: 91 628 29 05. Pequeña cafetería donde se dan comidas caseras: lentejas estofadas, alitas de pollo, alcachofas con jamón. Menú del día: 7 €. Y El Molino. Ctra. M-100, km 1. Teléfono: 91 651 99 85. Carnes asadas, pescados y cocina regional castellana. Precio medio: 36 €.

En Alalpardo, Asador El Toril. Plaza de la Comunidad, 8. Teléfono: 91 620 20 33. Un acogedor establecimiento especializado en carnes rojas, asados, arroz con bogavante y merluza al gusto. Precio medio: 30 €. Y Mesón Alalpardo. Alcalá, 3. Teléfono: 91 620 25 45. Con cocina casera: garbanzos con callos, carne en salsa, consomé y espárragos. Menú diario: 6 €.

En Ribatejada, El Puerto. Los Santos, 2. Teléfono: 91 879 13 45. Ofrece varias posibilidades para los amantes de las mariscadas. Menú de fin de semana: 14 €.

Y en Valdeavero hay un par de bares en las inmediaciones de la plaza del Ayuntamiento donde se puede tapear: Jade y García

Dónde dormir. En Algete, Hotel Algete, con 45 habitaciones dobles. San Roque, 28. Teléfono: 91 628 29 05 . Precio: desde 52 €.

En Torrejón del Rey (Guadalajara), Hostal Torrejón (Teléfono: 949 33 93 19), por 28 € habitación doble.