Crónica del Ocejón Viñuelas Villaseca de Uceda La Fiesta de La Botarga Robledillo de Mohernando
Valdenuño Fernández Miguel Delibes      

Antonio Fernández Molina.foto autor

Hoy 19 de septiembre de 2012, he leído el articulo que Nueva Alcarria dedica como recuerdo y homenaje al poeta, pintor, narrador, ensayista, traductor, dramaturgo, crítico de arte y artista que cumpliría mañana, 20 de septiembre 85 años, si no hubiera fallecido, desgraciadamente, en 2005.

Nacido en Alcázar de San Juan (Ciudad Real) en 1927 de padres alcarreños y fallecido en Zaragoza en 2005, Aragón, otra tierra muy vinculada a Antonio Fernández Molina una de las figuras capitales de la vanguardia española del siglo XX.

El contacto de Antonio Fernández Molina con Guadalajara y con nuestra comarca, comienza en 1936, con el comienzo de la guerra civil, Antonio se traslada a Casa de Uceda, donde vive con su abuelo paterno, mientras su madre y su hermana se establecen en la localidad cercana de Viñuelas. En el colegio del pueblo sólo la lectura le estimula. La profesora, atenta a tal circunstancia, suministra todos los libros que puede al rebelde alumno, con el fin de pacificar la clase.

En 1940 Fernández Molina comienza a estudiar el bachillerato en Guadalajara, en 1950 Antonio comienza sus estudios de Magisterio,  en Madrid frecuenta el Ateneo, donde conoce a la generación cultural de creadores surgidos en la postguerra. Alpedrete de la Sierra

En 1955 se casa con Josefa Echeverria, de Casa de Uceda, el pueblo de su abuelo. Será su compañera y musa inseparable, con la que tiene seis hijas.

Fernández Molina ejerció de maestro con los vecinos de El Cubillo y Alpedrete de la Sierra.

En el verano de 1960 Fernando Arrabal viajará hasta Alpedrete de la Sierra (Guadalajara), también en la comarca norte campiñera, en las primeras estibaciones de la sierra, para visitar a su amigo Antonio, que ejerce de maestro de escuela, en un pueblo sin luz, sin agua, Arrabal describe así el viaje "ocho horas de Nueva York a Paris y doce horas de Madrid a Alpedrete de la Sierra, un recorrido de apenas 100 kilómetros".

En 1963, se traslada con toda la familia a Palma de Mallorca, años antes había conocido a Camilo José Cela, en su presentación del "Viaje a la Alcarria" en la capital alcarreña y este le arrastra a la isla para ser secretario y posteriormente Director de "Papeles de Son Armadans", de la que fue alma en los años siguientes.

En 1975 llega a Zaragoza donde tenia gran amistad con la familia de los Labordeta y donde permanecerá hasta su muerte en 2005.

Cuando se recorre la comarca norte de Guadalajara, por Viñuelas, Villaseca, El Cubillo, Casa de Uceda y cruzamos el Jarama para llegar a Valdepeñas de la Sierra y Alpedrete de la Sierra, con viento, con lluvia, con sol, con "La Veleta al Viento" de Fernández Molina en el recuerdo, de está tierra alcarreña apartada del mundo.

Les dejo el documental.

 

AF MOLINA UN POETA INCOMODO from LUIS VIDAL on Vimeo.

 

Navidad (Poema perteneciente al libro Una carta de barro publicado en Madrid , en 1953)

La mañana ha volcado su niebla en este pueblo

y venimos montados encima de las vacas.

Dios es muy pequeñito y llora un poco.

Aún hay cristales de las botellas vaciadas anoche.

Un villancico tiene la gracia de endulzar la leche.

Vamos besando a todos los pequeños

y dando el aguinaldo a los borrachos.

Continúa Dios-niño llorando en un pesebre.

A la puerta de la iglesia el viento nos despeina,

y antes de entrar tiramos

los cigarros para besar las vacas.

En los rincones más fríos crecen las flores más

inesperadas.

El cordero bala y el gallo lanza un quiquiriquí de 

níquel.

La beata ha olvidado colocar aceite en la lámpara,

pero la lámpara disimula y continúa luciendo.

Parece mentira que haya existido la guerra.

Verdaderamente, la guerra no ha existido nunca.